Baby Vulture

La instalación y el performance de Baby Vulture para Aki Aora abordaron temas complejos como una analogía de muerte y renacimiento y la dualidad que se produce en las percepciones de las personas, como nuestro océano contaminado.

Inspirada por su investigación del entorno natural de Tulum y las historias mitológicas mayas de dos Gemelos Heroicos: Hunahpu (Junajpu) y Xbalanque (Xb’alanke) con su auto sacrificio en el inframundo. La artista creó un 'Nicho' a gran escala y movió su taller dentro de esta caja de recuerdos transparente, donde actuó el último día de la exposición, transformando objetos plásticos encontrados de la playa de Tulum en recuerdos que los visitantes podían llevar con ellos.