Sebastian Terrones - Del Paraíso Terrenal al #paradise

Y llegando yo aquí a este cabo vino el olor tan bueno y suave de flores o árboles de la tierra, que era la cosa más dulce del mundo. […]En una tierra hermosa llenas de diversos árboles de mil maneras e infinitas palmas. […]

Luego que amaneció vinieron a la playa muchos de estos hombres, todos mancebos, y todos de buena estatura, gente muy hermosa […] Ellos deben ser buenos servidores […]

Porque creo que hay un Paraíso en la tierra, donde nadie puede llegar, sino por voluntad divina [...]"

 

Cristobal Colón

 

 

Sebastian Terrones (n. Cancún) usó su reciente investigación sobre el Antropoceno como el punto inicial de su nuevo proyecto 'Del paraíso terrenal al #paradise', comparando el pasado colonial con el Tulum actual como un estudio de caso sobre los ejes de poder que estructuran esta nueva era del hombre. Enfocándose específicamente en el uso histórico de estéticas como herramientas coloniales, analizó también el imaginario paradisiaco ideado y explotado por Cristobal Colón y otros actores coloniales en relación a sus experiencias en el Caribe y las repercusiones que estos encuentros han tenido sobre la percepción moderna de la naturaleza y la humanidad, relacionándolos con las estéticas contemporáneas del auge destructivo de la industria turística y la nueva ola de turismo 'eco-chic' de Tulum.

 

La historia y las cicatrices del colonialismo, así como el poder y la colonialidad causadas por ellos, a la fecha permanecen muy presentes en el area local, el proyecto de Sebastian para Aki Aora manifestaba en la forma de una lectura-performance culinario, una colaboración con el local de comida "Las Veracruzana" ubicado dentro del mercado central de Tulum, mismo que es frecuentado predominantemente por los residentes del pueblo pero también por los turistas. Sebastian concibió una comida de 4 tiempos llamada "Delicias del Paraíso", basada en la estructura de las "comidas corridas" mexicanas, un tipo de comida rápida pero siendo tradicional, saludable y accesible para toda la gente, y creó un menú lleno de guiños astutos al colonialismo contemporáneo e histórico en las descripciones de los ingredientes, con nombres de platillos  como "Sopa del Encuentro Agridulce" e "Industria Blanca" para ser consumidos por aquellos en el mercado mientras escuchaban la lectura que lo acompañaba.

 

Mientras comíamos el unía a Colón por un lado y al Tulum contemporáneo en el otro, dibujando paralelos con la parafernalia de la industria turística de Tulum y el uso de palabras como 'eco-chic' para atraer turistas con el concepto cultivado por Colón del 'paraíso' - sus construcciones estéticas estratégicamente ideadas para vender la idea de colonizar los americanos de vuelta con los españoles. Llamando nuestra atención a los slogans para los turista de Tulum y las estéticas para ser cuestionadas y de-construidas como el imaginario de Colón, Tulum sugerente de una casi segunda ola de colonialismo, con una fetishización similar del paraíso, que de nueva vez es acompañada de la misma promesa de impulsar la economía y el del 'progreso' que los "Conquistadores" sugerían.

 

Que es el turismo y sus paraísos contemporáneos, sino una perpetuación exponencial, en forma así como en operación, de las misma tarea colonial blanca que empezó hace más de 500 años?

 

Una monocultura extractiva que convierte todo lo que toca en imágenes vacías estáticas, desconectadas de los territorios y las culturas locales orgánicas, pensadas con la intención de solo satisfacer el placer sensorial y la visibilidad de unos pocos.

 

Algunos de los locales siguieron el llamado de comida gratis y se dieron cuenta que también era un performance sobre estos temas. Mientras Terrones desarrollaba su lectura el se envolvía en accesorios de turismo sobre el cuerpo, objetos que tenían una relación directa entre la industria contemporánea y las anotaciones de los diarios de Colón, hamacas, playeras con mujeres con pechos completos impresas sobre ellos, una estructura grande tejida similar a las estructuras que eran usadas en las telas de estas estéticas que vienen de Instagram / eco-chic, hasta que estaba todo cubierto, sobrecargado y vuelto anónimo sin la posibilidad de continuar estas narraciones por el peso de estas trajes populistas, culturalmente apropiados.

 

DELICIAS DEL PARAÍSO

 

 

PLATILLO #1

 

SOPA DE ENCUENTRO AGRIDULCE

Sopa con vegetales y amuniciones, servida en consomé color rojo sangre de tomate, betabel y cúrcuma, acompañada de 3 carabelas de huevo hervido con un toque de azúcar de caña.

 

PLATILLO #2

 

ARROZ DE INFIERNO VERDE

La tropicalización del platillo tradicional de "Moros con Cristianos", compuesto de un arroz blanco sin sabor, batido y embrollado por un frenesí de varios, inflamados sabores de chaya, una mezcla de diferentes vegetales y un toque de chile habanero en una rebelión constante.

 

PLATILLO #3

 

INDUSTRIA BLANCA

 

Un monolito inmaculado de queso panela, cimentado sobre un abundante charco de privilegios de petróleo mole negro, con acentos tonales de la explotación constante, el racismo y la degradación ambiental.

 

POSTRE (Ya sea A o B)

 

A) BLANCO EN ROJO

 

Mas de lo mismo. Pan blanco sin orilla, apoyado de una mancha constante de mermelada roja sangre.

 

B) DULCE DE LA UTOPIA

 

Una probada de la dulce utopia, elaborada del esfuerzo colectivo de muchos seres vivientes e historias de resistencia de largo plazo.